top of page
Buscar
  • Foto del escritorNacho Beites

EL TIEMPO VALE ORO.. LITERALMENTE

¿Y si pudiésemos monetizar el tiempo? ¿Podríamos crear una divisa libre de especulación y universalmente reconocida? como en aquella película que todo se pagaba con tiempo.


Y es que haciendo un poco de investigación, he encontrado casos en donde esto ya se ha producido y otros en donde se plantea como estrategia a largo plazo de, ni mas ni menos, el sistema de pensiones de un país.


Vamos a verlo:



Ya en el siglo 19, Gran Bretaña emitía "pagarés" valoradas desde 1 hasta 18 horas. Estas anotaciones se podían intercambiar en el "National Equitable Labour Exchange".



Si tuviese que decidir quien ha sido el precursor de los bancos de tiempo ese fue Edgar S. Cahn (abogado). En 1980 ideó un nuevo tipo de dinero. Este nuevo dinero no tendría precio: cada hora contaría lo mismo. 1 hora = 1 hora. En 1995 fundó el Time Dollar Institute, ahora conocido como TimeBanks.org, para promover los bancos de tiempo en los EE. UU. y en todo el mundo.



En 1991, en la localidad de Ithaca (NY), fue Paul Glover quien lo volvió a intentar. Aunque no fue un caso ampliamente aceptado, si que sirvió para plantear la idea de que las interacciones económicas deberían basarse en la armonía y no en formas de competencia.


Pero es que hoy en día llega Ikea en Dubai y lanza esta curiosa campaña en donde, cuánto más tardes en llegar a la tienda, más descuento tendrás sobre su compra final. Pero claro, esto tiene truco. Y es que para demostrar este trayecto, tienes que habilitar el registro de tu cronología en la aplicación de google maps. Otro punto más de por qué Google es gratis.






​Y si, mientras lo anterior han sido intentos más o menos fallidos, la nueva tendencia es crear bancos de tiempo para dar solución a un problema en crecimiento: cómo dar soporte económico a la vejez. El concepto es sencillo, el tiempo que pases de tu yo joven ayudando a la tercerad edad, será el tiempo que tengas garantizado en tu yo mayor. Quid pro quo.


Este intercambio se hace a través de una app, donde uno ofrece en un mercado un servicio que puede ser cualquier tipo de servicio (peluquería, jardineria, soporte tecnológico, construcción...). De esta forma en un futuro puedes tener un servicio de asistencia sanitaria (o cualquier otro servicio) sin necesidad de depender de tu tributación económica.


Suiza, China, La india y otros países ya están poniendo en marcha estas incitivas.

No se vosotros, pero con el jaleo que tenemos montado por España, quizás no sería una locura plantearselo.

¿Por qué me resulta interesante?


Think outside de box, o en otras palabras, no des por hecho todo lo que crees que sabes. Las soluciones más inesperadas pueden ser las acertadas, las ideas más descabelladas pueden ser las que triunfen.


Todo el mundo puede pensar que una divisa es un concepto infinito en una sociedad, pero hay muchos factores que pueden hacer que esto cambie. Las criptodivisas han intentado cambiarnos esta idea, si bien creo que se han estancado como formas de inversión.


Por otro lado, vivimos en un mundo desequilibrado, en donde quizás parte de la solución sea encontrar una supermoneda (virtual o física) que aporte la estabilidad necesaria. Quizás el trueque gestionado con los recursos de hoy en día también lo pueda solucionar (aunque no nos damos cuenta, ya estamos haciendo un intercambio de conocimiento universal y libre).

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page