top of page
Buscar
  • Foto del escritorNacho Beites

EL CONOCIMIENTO SE CONVIERTE PRODUCTO

Nací en la década de los 80. Somos una generación que ha sido parte de una transformación brutal. Somos un nexo de unión entre la generación de mis padres y las nuevas generaciones donde los considero unos nativos digitales, gente que ya maneja mejor su dedo en una pantalla táctil que maneja un ratón.


Igual me estoy haciendo mayor, pero creo que lo que nos viene por delante no tiene ni punto de comparación con lo que hemos vivido. Y es el hecho de que el conocimiento ya es un producto.


Lo de ChatGPT es simplemente uno de los puntos de inflexión más importantes que hemos tenido en las últimas décadas. Y ahora que? No se si somos capaces (yo al menos no) de imaginar los próximos 15 años a este ritmo.


Sabéis que el bachillerato internacional ya se rinde ante esta nueva potencia mundial? Esto significa que ya nunca más van a poder valorar un ensayo, una redacción o algo que ChatGPT haya podido generar en segundos.


No hay forma de detectar el plagio, porque no hay plagio. Es un nuevo jugador en el mercado del conocimiento, y es un jugador que “no cobra” y que lo puede utilizar todo el mundo que tenga acceso a internet (el 62% de la población). El conocimiento ya no es un valor añadido. Bienvenidos a esta nueva era del Knowledge as a service.


Esto va a tener multitud de implicaciones, desde profesiones que se crean, otras que se destruyen y cambia los esquemas de nuestro día a día. Los estudiantes van a ser valorados por sus habilidades, por cómo exponer en público algo que ChatGPT haya generado o lo que es más importantes, cómo hacer búsquedas más exactas de un conocimiento se ha convertido en un producto.


Llevo diciendo ya tiempo que tenemos que cambiar el chip, pero es que ahora necesitamos que ese cambio sea aún más rápido de lo que deseamos. Olvidad los sistemas tradicionales de entendimiento del dato, El dato es un comodity. “Si tengo el dato tengo el poder”. Es una afirmación que está absolutamente muerta, olvídate, no tienes nada. Estás perdiendo el tiempo


Enseñemos a nuestros hijos a  cómo interpretar, cómo razonar, a entender cómo piensan estas nuevas nuevas tecnologías, a cómo va afectar su día a día. Con nuestros equipos tenemos que hacer lo mismo, dejemos de perder el tiempo en temas banales egoístas del pasado. Enseñemos a aprovechar este nuevo producto y a exprimirlo en su favor, enseñemos a poder ver una realidad de 100 formas distintas, enseñemos empatía, desarrollemos los aspectos y cualidades de la persona que sabemos que no se pueden programar (de momento).





22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page