top of page
Buscar
  • Foto del escritorNacho Beites

LA REVOLUCIÓN QUE VIENE EN LA SALUD PERSONAL

Y es que creo que nos va a venir encima un fenómeno al estilo Ley De Moore, que decía (en 1980) que cada dos años se duplicará el número de transistores máximos que cabrán dentro de un chip en el mismo espacio, o, dicho de otra manera, que cada dos años la densidad de los transistores en un chip se doblará.


Estamos hablando de crecimientos exponenciales. Es la misma teoría por la cual si doblas un folio 50 veces en la última doblez llegarías a la luna o la que te dice que es mejor 1 céntimo que se doble todos los días que tener 1 millón de € al final de un mes.


Y es que el sector salud está cogiendo esta inercia... no hablo de los instrumentos que manejan hospitales o clínicas con la capacidad por ejemplo de operar a distancia con Da Vinci.



Me refiero a la salud a nivel usuario, la salud en casa. Acaba de salir una noticia que dice que el Apple Watch mide la saturación de oxígeno en sangre con un margen de error menor del 1% respecto a los instrumentos médicos profesionales. No quiero centrarme en que haya sido Apple o no, si no que un dispositivo que llevamos en la muñeca es capaz de hacer las siguientes mediciones relacionadas con la salud:


  • Medición continua del ritmo cardíaco. Te alerta si sales de tus bandas normales

  • Medición ad-hoc del ECG: un electrocardiograma es una prueba que registra la duración e intensidad de las señales eléctricas que hacen latir el corazón lo que puede detectar posibles irregularidades. También hay varios estudios que respaldan los bajos márgenes de error del dispositivo.

  • Medición del oxígeno en sangre.

  • Medición de la temperatura corporal.

  • Detección de caídas y llamada a urgencias dado el caso

Ah, por cierto, yo también tengo una báscula "semi-inteligente" en casa que me mide:

  • Peso

  • Grasa Corporal

  • % Agua en el volumen total.

Y podemos pensar, ¿y que? Prepárate para la revolución que viene en este sector. Nos podemos olvidar del médico de cabecera tal y como lo conocemos.


No es únicamente relevante que contemos con sensores permanentes que estén monitorizando nuestras constantes. Esto es un gran cambio ya que nos evitamos que ir a centros de salud a gastar grandes cifras de presupuesto público y colapsando muchas veces el servicio para falsas alarmas. Ten en cuenta que estos sensores van a sufrir una evolución a lo Moore de aquí en 10 años, ya que hasta podrás encontrar sensores en el WC que continuamente te analicen tus...desechos.


Lo que va a tener un salto sin precedentes es la capacidad para analizar estos datos. Mira lo que dice Apple sobre su termómetro incorporado en el reloj:

La temperatura de la muñeca es una medición en relación con tu temperatura corporal que toma el Apple Watch mientras duermes. La temperatura corporal fluctúa de forma natural y puede variar cada noche debido a la dieta y el ejercicio, el consumo de alcohol, el entorno en el que duermes o factores fisiológicos como los ciclos menstruales y las enfermedades. Tras unas 5 noches, el Apple Watch determinará la temperatura habitual de referencia de tu muñeca y detectará los cambios que se producen mientras duermes.

En 5 días tu reloj ya te conoce. Pero es que puede incluso hacer predicciones de los periodos y mostrar estimaciones de ovulación retrospectiva. Grandioso!.


Y esto es sólo con un sensor. Imagínate cuando dispongan de los datos suficientes como para poder, mediante un motor de inteligencia artificial, hacerte un análisis a distancia que con 5 preguntas del resto de síntomas te hagan un diagnóstico sin salir de casa. Si a eso le sumas que las consultas se harán por videollamada en 5 minutos con cualquier médico del planeta pues imagínate lo que nos espera.


Riámonos de Kodak, Blockbuster y los hoteles. La revolución sanitaria que va a venir va a ser un avance sin precedentes.



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page